We found 0 results. View results
Your search results

Propiedades con vicios ocultos: ¿Cuáles son? ¿Cómo identificarlos y reclamarlos?

Publicado por AmorTulum on 23 de marzo de 2023
0

Los vicios ocultos son imperfecciones en una propiedad que no se pueden ver fácilmente. Si tiene problemas con la construcción de su propiedad, necesita saber cómo reclamar estos defectos. Este libro le explica el concepto de vicio oculto, las consecuencias de tenerlos y cómo determinarlos. Además, le ofrece una guía práctica sobre cómo contratar a un profesional para identificarlos. En este libro encontrará todo lo que necesita saber sobre vicios ocultos en propiedades y cómo reclamarlos.

¿Qué son los defectos ocultos?

1. Un defecto oculto es cualquier imperfección en una propiedad que no sea fácilmente visible a simple vista.

Un defecto oculto se refiere a una falla o desperfecto de una propiedad que no se puede detectar a simple vista y que es anterior al momento de la compra o venta. Estos defectos ocultos pueden disminuir significativamente el valor del inmueble y, con frecuencia, implican deficiencias que, de haber sido conocidas con anterioridad, habrían podido afectar la decisión de compra. Algunos ejemplos de defectos ocultos son humedad oculta debido a tuberías rotas, errores estructurales, diseños, acabados o funcionales. Los vicios ocultos deben ser demostrados y pueden exigir desde un pago monetario para reparar los defectos hasta la devolución total por la compra y una indemnización.

2. Los defectos ocultos pueden afectar a cualquier parte de la propiedad, desde las instalaciones hasta los servicios, pasando por el estado de conservación.

Los vicios ocultos son defectos o fallas de la propiedad que no se conocen o bien no se observan a primera vista, y que son anteriores al momento de compra o venta. Estos defectos pueden variar desde problemas estructurales hasta problemas de plomería o eléctricos, y representan una falla grave o de una magnitud tal que, de haberlo sabido con anterioridad, el comprador no hubiera avanzado con el proceso. También pueden afectar la utilidad y la seguridad de la propiedad.

Los vicios ocultos pueden ser muy difíciles de detectar para una persona inexperta, por lo que es importante elegir una agencia o constructora certificada y de confianza. Si se descubre algún vicio oculto después de la compra, el comprador puede exigir desde un pago monetario para reparar los imperfectos, hasta la devolución total por la compra y una indemnización.

3. Los defectos ocultos pueden ser causantes de perjuicios económicos a futuros propietarios.

Las consecuencias de los defectos ocultos para los propietarios a futuro pueden ser múltiples. Los efectos más notables son el costo significativo para reparar el daño, la disminución del valor de la propiedad, el daño a la reputación del vendedor y la posibilidad de litigios legales en el futuro.

Por un lado, los costos de reparación pueden ser significativos, ya que los defectos ocultos a menudo son difíciles de detectar y requieren investigación adicional para determinar la extensión del daño. Esto se ve agravado por el hecho de que estos problemas generalmente no son cubiertos por la mayoría de los seguros.

Además, los vicios ocultos pueden disminuir significativamente el valor de la propiedad, ya que los compradores potenciales se sentirán reacios a pagar el precio completo por una propiedad que conoce problemas ocultos. Esto afectará tanto la capacidad del propietario de vender la propiedad a un precio justo como la posibilidad de obtener un préstamo hipotecario.

Finalmente, los defectos ocultos también pueden dañar la reputación del vendedor si se descubren problemas más adelante. Esto puede llevar a reclamaciones legales por parte del comprador o a una disminución en el número de ventas para el vendedor. Esto puede llevar a litigios costosos para los propietarios a futuro.

4. Los defectos ocultos pueden incluir manchas de humedad, grietas, filtraciones y peligros de seguridad.

Los vicios ocultos en viviendas son defectos que impiden el uso normal y total de la propiedad y que no se ven a primera vista o son difíciles de detectar. Estos pueden ser evaluados mediante un análisis de procesos, clasificándose en los siguientes tipos:

  • Problemas relacionados con el agua: goteras, humedades, filtraciones y tuberías deterioradas.
  • Problemas con la cimentación: grietas y fisuras.
  • Acabados defectuosos: abombamientos, decoloración, desprendimiento de materiales.
  • Mal comportamiento térmico-acústico: ruidos, temperatura inadecuada, falta de tratamiento de puentes térmicos, etc.
  • Mal funcionamiento del sistema eléctrico: interruptores, luces, tomas de corriente, etc.

Al evaluar dichos vicios ocultos, se debe prestar atención a los detalles y verificar que estén presentes para asegurarse de que la propiedad se encuentre en óptimas condiciones. Adicionalmente, se deben verificar posibles fallas en la estructura de la vivienda, para evitar posibles problemas en el futuro.

5. Las propiedades con defectos ocultos pueden ser difíciles de vender o alquilar.

Los defectos ocultos de una vivienda pueden causar problemas serios para su venta o alquiler, ya que estos defectos no son visibles a simple vista y pueden afectar significativamente el valor y la habitabilidad de la propiedad. Los compradores y arrendatarios, al no conocer estos defectos, pueden ser engañados y terminar pagando precios más altos por la vivienda o terminar pagando costos de reparación que se revelan después de la firma del contrato. Esto, a su vez, conduce a la dificultad de vender o alquilar una vivienda con defectos ocultos, ya que los compradores o arrendatarios probablemente buscarán otras propiedades que les permitan evitar los problemas y los costos de reparación asociados.

6. Los defectos ocultos pueden incluir problemas con la propiedad, incumplimiento y responsabilidad civil.

Los tipos de problemas, incumplimiento y responsabilidad civil que hay que tener en cuenta al evaluar los vicios ocultos son:

  1. Problemas estructurales: Estos problemas pueden ser los resultado de una mala construcción o reparación, o de la falta de mantenimiento de la propiedad. Esto puede incluir grietas en los cimientos, grietas en las paredes, humedad, problemas de techo o cualquier otro problema que afecte la estructura de la propiedad.
  2. Problemas de plomería: Esto incluye cañerías rotas, fugas en las tuberías, sistemas de agua desactualizados y problemas relacionados con el gas y el agua.
  3. Problemas eléctricos: Esto incluye problemas con los cables, interruptores y enchufes. Estos problemas pueden ser un peligro potencial para la seguridad de los residentes de la propiedad.
  4. Incumplimiento de contrato: Si el comprador descubre que el vendedor no cumplió con las promesas hechas en el contrato de compraventa, puede tener derecho a una indemnización.
  5. Responsabilidad civil: Si el comprador descubre que el vendedor cometió una negligencia al vender la propiedad, puede ser responsable de los daños ocasionados. Por ejemplo, si el vendedor no informó de un vicio oculto conocido, el comprador podría tener derecho a una indemnización por daños y perjuicios.

7. Los defectos ocultos pueden afectar a la seguridad e integridad del edificio.

Los defectos ocultos son aquellos problemas que no son aparentes a simple vista, como daños en las instalaciones eléctricas, hidráulicas, tuberías, red sanitaria, drenaje o incluso mala impermeabilización. Estos vicios pueden comprometer la seguridad y estabilidad del edificio, así como poner en riesgo a las personas que habitan el inmueble. Si un inmueble presenta algunos de estos problemas, puede sufrir un desmoronamiento total o parcial, dependiendo del grado de daño. Los vicios también pueden causar desprendimiento de ladrillos, abombamientos, decoloración y desprendimientos en los revestimientos, pinturas, acabados y azulejos. Por lo tanto, es importante detectarlos a tiempo para poder tomar las medidas correspondientes para evitar mayores daños.

Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar una propiedad con vicios ocultos

1.Naturaleza y gravedad

Al comprar una propiedad con vicios ocultos, es importante tener en cuenta el tipo y la gravedad de los mismos. Los vicios más comunes suelen ser humedades, filtraciones y goteras, y tienen su origen en una mala impermeabilización de la vivienda o en tuberías deterioradas. Su gravedad puede variar en función de su origen, por lo que es importante tomar las medidas necesarias para solucionarlos a tiempo y no empeoren con el tiempo. Por otro lado, otros vicios como la humedad por capilaridad, el uso de cemento aluminoso, la existencia de plagas, el mal aislamiento térmico y acústico o fisuras en la construcción también pueden ser un problema y también deben tenerse en cuenta al comprar una propiedad.

2.Posibilidades de identificación

¿Cuáles son las posibilidades de identificación de los vicios ocultos en una propiedad?

Para identificar los vicios ocultos de una propiedad, se recomienda realizar una inspección y pruebas minuciosas para detectar cualquier defecto que no pueda ser percibido a simple vista. Entre algunos de los elementos a revisar se encuentran:

  • Aislamiento térmico y acústico
  • Levantamiento de baldosas o imperfecciones de pintura
  • Problemas con instalaciones eléctricas
  • Imperfecciones estructurales y de cimientos
  • Humedades, goteras y filtraciones
  • Defectos en cañerías y redes hídricas
  • Certificación CEV para viviendas nuevas
  • Estipular un contrato con el vendedor para que sea responsable de los vicios ocultos.

3. Significado en términos legales

La definición legal de un vicio oculto en términos es un defecto en una vivienda que no fue detectado por el comprador antes de la compra y que afecta la habitabilidad o el valor de la vivienda. Esto se regula en el artículo 1484 del Código Civil español. Estos vicios ocultos pueden ser cualquier cosa desde desperfectos estructurales hasta defectos de seguridad. Esta definición se toma como una protección para los compradores para evitar que sean estafados al adquirir viviendas con defectos ocultos.

4. Riesgo y preocupación

Los riesgos y preocupaciones a tener en cuenta al comprar una propiedad con vicios ocultos son:

  1. La posibilidad de incurrir en gastos adicionales significativos, ya que los desperfectos pueden no ser evidentes al momento de la compra.
  2. El hecho de que los daños puedan afectar la habitabilidad del inmueble o su valor.
  3. La necesidad de contar con un profesional para poder evaluar la magnitud de los daños y la mejor forma de afrontar la situación.
  4. La incertidumbre económica y la escalada de tipos que pueden influir en la decisión de adquisición.
  5. La posibilidad de que el inmueble tenga humedad por capilaridad, mal aislamiento térmico y acústico, fisuras, filtraciones, problemas de impermeabilización, uso de cemento aluminoso, y existencia de plagas.

5. Amenazas y peligro

Los vicios ocultos son aquellos problemas graves que no se pueden ver a simple vista al momento de la compra de un inmueble, siendo el vendedor el responsable por ello. Esto incluye daños en las instalaciones de luz, gas o agua, defectos en la construcción, grietas internas, entre otros.

Al momento de comprar una propiedad, estos vicios ocultos deben tenerse en cuenta ya que el comprador no debió comprar el inmueble si hubiera conocido dichos daños. Esto no se limita a una mera apariencia visual sino que también incluye los daños que pueden reducir la habitabilidad o uso del inmueble, como humedad, goteras, un sistema eléctrico deficiente o de mala calidad, un mal aislamiento acústico o térmico, entre otros. De esta forma, se ofrece al comprador la oportunidad de protegerse de situaciones adversas en cuanto a la compra de la propiedad respecta.

6. Clasificación y grados de gravedad

La clasificación y los grados de gravedad son elementos fundamentales a la hora de comprar una propiedad con vicios ocultos y deben ser tomados en cuenta de manera primordial, ya que es necesario conocer cuáles son los daños más graves y los menos graves, para saber cuales son los que pueden afectar considerablemente el valor de la propiedad. Si los daños son graves, el comprador puede no haber comprado el inmueble o, en el mejor de los casos, haberlo pagado a un precio menor. Por esta razón, es importante conocer los grados de gravedad de los daños de una propiedad, para evitar posibles problemas y dificultades a futuro.

7. Formas y modos

Para obtener información sobre una propiedad con vicios ocultos hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Realizar una inspección visual. Esta inspección deberá ser realizada por un experto en la materia para poder detectar posibles problemas estructurales o de otro tipo.
  2. Solicitar una lista de vicios ocultos. Esta lista debe contener todos los defectos que puedan haber en la propiedad.
  3. Realizar una inspección técnica. Esta inspección deberá ser realizada por un ingeniero especializado en la materia para poder determinar el estado de la propiedad.
  4. Utilizar herramientas de publicidad. Se recomienda contratar a un equipo de publicidad especializado para dar a conocer la propiedad y sus vicios ocultos y así alcanzar un precio de venta justo.
  5. Recurrir a las recomendaciones del editor. Algunas publicaciones especializadas suelen disponer de secciones con recomendaciones para los compradores. En ellas se pueden encontrar opiniones de profesionales y consejos sobre qué hacer en caso de que se detecten vicios ocultos.

8. Costes y financiación

¿Cuáles son los costes y financiación de comprar una propiedad con vicios ocultos?

Comprar una propiedad con vicios ocultos conlleva algunos costes y una financiación diferente a la de una propiedad sin vicios. Por un lado, los intereses suelen ser menores por el plazo de financiación más largo. Esto significa que las cuotas son más bajas, pero el compromiso es mayor. Por otro lado, hay que tener en cuenta los riesgos que implica la compra de una propiedad con vicios ocultos, ya que estos pueden salir más caros que el precio inicial. Por tanto, es importante examinar con detenimiento la propiedad antes de comprarla. Asimismo, es importante contar con un presupuesto para posibles reparaciones u otros gastos adicionales inesperados. En caso de que se identifiquen vicios ocultos, los compradores tienen dos vías de acción: actuar legalmente contra el vendedor y/o negociar una bajada de precio para compensar la inversión.

9. Gestión y mantenimiento

Antes de emprender la gestión de una propiedad con vicios ocultos, hay varias consideraciones que tomar en cuenta:

  1. Realizar una inspección exhaustiva a los bienes para determinar la necesidad de reparaciones.
  2. Investigar las condiciones legalmente exigibles para cambios estructurales o de diseño.
  3. Estudiar los costos de mantenimiento para prevenir futuros problemas.
  4. Evaluar si los vicios ocultos exigen alguna acción de reparación.
  5. Considerar si es necesario contratar los servicios de un abogado especializado en derecho inmobiliario para gestionar el caso.
  6. Entender cómo los cambios en el sector inmobiliario afectan el valor de la propiedad.
  7. Estar atento a los posibles cambios en el entorno, como nuevas construcciones, cambios en el uso del suelo o dosificaciones.
  8. Analizar la posibilidad de efectuar una venta de la propiedad y las consecuencias que esto tendría para el bien y para los vendedores.

10.Protección y seguridad

Al comprar una propiedad con vicios ocultos, es importante tomar en cuenta algunos factores de protección y seguridad. Primero, debe asegurarse de que la propiedad se encuentre inscrita en el Registro de la Propiedad. Esto le permitirá tener una idea de los posibles vicios que tuvo el inmueble anteriormente. Además, es recomendable realizar una inspección profesional por parte de un técnico cualificado para detectar cualquier fallo estructural u otro problema no visible a simple vista. El comprador también debería asegurarse de que la documentación de la propiedad esté en regla, y que no exista ninguna reclamación legal sobre ella. Finalmente, es importante asegurarse de que la compraventa se realice con arreglo al Código Civil, para contar con la mayor cantidad de garantías posibles.

11. Reclamaciones y responsabilidades

Las reclamaciones y responsabilidades a tener en cuenta a la hora de comprar una propiedad con vicios ocultos incluyen determinar la responsabilidad del vendedor ante los mismos, asegurarse de que los daños cumplan los parámetros establecidos, el hecho de que el vendedor será responsable de los vicios ocultos sin importar si los conocía o no, que se pueden reclamar a todas las personas físicas o jurídicas involucradas, la responsabilidad del vendedor por los daños materiales causados durante diez años desde la fecha de entrega, la responsabilidad del constructor por los daños causados durante tres años después de la entrega, y la responsabilidad del constructor por los daños materiales por vicios o defectos de ejecución que afecten a elementos de terminación o acabado de las obras dentro del plazo de un año. Asimismo, es importante que el comprador pueda demostrar que el daño ya existía antes de la adquisición.

12. Evaluación y control

La valoración y el control adecuados pueden ayudar a prevenir la compra de una propiedad con vicios ocultos. Una evaluación cuidadosa y una inspección profesional pueden alertar al comprador de posibles defectos ocultos. Esto permite al comprador tener una comprensión clara de los problemas potenciales que pueda tener la propiedad antes de realizar la compra. De esta forma, el comprador puede tomar la decisión más adecuada, ya sea adquirir la propiedad o buscar otra alternativa. Además, una evaluación de los precios de mercado permitirá al comprador evaluar adecuadamente si el precio de la propiedad está justificado en función de su estado. Esto podría ayudar a prevenir la compra de una propiedad a un precio excesivamente alto para el estado de la misma.

Cómo identificar y reclamar los defectos ocultos en el Todo en Uno de Escritura y Monitoreo de Responsabilidad Constructiva (RMC)

Determine si existe un defecto oculto en el inmueble

Para determinar si existe un defecto oculto en un inmueble, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Verificar si el defecto existía antes de la compraventa. El defecto debe ser anterior a la transacción para ser considerado un vicio oculto.
  2. Verificar si el defecto era visible durante las visitas. El vicio oculto no debe ser visible durante las visitas de inspección del comprador.
  3. Verificar si el defecto es suficientemente grave para hacer la vivienda inhabitable o muy incómoda. Esto significa que el defecto debe ser grave para afectar la calidad de vida que el comprador está buscando.
  4. Realizar una inspección adecuada de la propiedad. El comprador debe realizar una inspección minuciosa de la propiedad para detectar los posibles vicios ocultos antes de la compra.
  5. Notificar al vendedor en caso de detectar un vicio oculto. Si luego de la inspección se detectan vicios ocultos, el comprador debe notificar al vendedor de inmediato.
  6. Proporcionar pruebas del vicio oculto. El comprador debe proporcionar pruebas del vicio oculto para poder exigir una reparación.
  7. Negociar un acuerdo con el vendedor. Si el comprador y el vendedor acuerdan, entonces se puede llegar a un acuerdo para resarcir los daños. Algunos de estos acuerdos pueden incluir la retribución económica por la reparación de los defectos, la devolución total de lo pagado por la propiedad con la anulación del contrato de compraventa o una indemnización adicional por los daños y perjuicios.

Completar una solicitud para verificar el RMC

Para completar una solicitud para verificar el RMC Todo en Uno de Escritura y Monitoreo de Responsabilidad Constructiva (RMC) de forma exitosa siga los siguientes pasos:

  1. Visite el sitio web del Infonavit e ingrese sus datos de cuenta para acceder a su panel de usuario.
  2. Una vez dentro, verá la opción de verificar el RMC.
  3. Complete el formulario solicitado con los datos necesarios, tales como nombre completo, datos laborales, etc.
  4. Después de llenar toda la información, envíe la solicitud y espere la confirmación.
  5. Si la solicitud es aprobada, recibirá una notificación con los resultados del RMC.
  6. Repase la información obtenida y verifique que todo esté correcto.
  7. Si está satisfecho con los resultados, ahora puede obtener un crédito hipotecario para comprar su casa.
  8. Por último, solicite la ayuda de una agencia inmobiliaria para completar el trámite e iniciar el proceso de compra.

Con estos sencillos pasos, ahora puede verificar fácilmente su RMC Todo en Uno de Escritura y Monitoreo de Responsabilidad Constructiva de forma exitosa.

Obtener copia de las actuaciones realizadas por el constructor

Etap

Para obtener copia de las actuaciones realizadas por el constructor de Todo en Uno de Escritura y Monitoreo de Responsabilidad Constructiva (RMC), siga los siguientes pasos:

  1. Póngase en contacto con el constructor para solicitar una copia de las actuaciones realizadas.
  2. Si el constructor no es capaz de proporcionarle una copia de las actuaciones, contacte con el vendedor, promotor, constructor, dirección técnica, dirección facultativa u otras personas físicas o jurídicas relacionadas con el proyecto.
  3. Si, después de contactar con todas las personas relevantes, no se le ha proporcionado ninguna copia de las actuaciones, podría ser necesario realizar una solicitud de información a la autoridad responsable.
  4. Si la información no se puede obtener de otra manera, considere emprender una acción legal para obtener una copia de las actuaciones realizadas.

Presentar objeciones si considera que existen fallos no esperados

Para presentar objeciones sobre defectos no esperados en el Todo en Uno de Escritura y Monitoreo de Responsabilidad Constructiva (RMC), el comprador debe cumplir con una serie de requisitos. Primero, debe verificar que el defecto fue previo a la negociación de la vivienda. En segundo lugar, se requiere que el daño sea suficientemente grave como para hacer la vivienda inhabitable o muy incómoda. Por último, el comprador debe tener pruebas de que el defecto existía antes de la adquisición.

Una vez cumplidos estos requisitos, los pasos para presentar objeciones sobre defectos no esperados en el RMC son los siguientes:

  1. Notificar al vendedor de inmediato y proporcionar pruebas del defecto.
  2. Realizar una inspección adecuada de la propiedad antes de comprar.
  3. Asegurarse de que el daño ya existía antes de la adquisición.
  4. Si el vendedor demuestra que el daño no existía, la reclamación no tendrá éxito.
  5. Verificar que se puede presentar una reclamación dentro del primer año después de la entrega.
  6. Si el defecto cumple con los criterios establecidos, el vendedor será responsable de los mismos.
  7. Demostrar que el vendedor conocía o no de la existencia del daño.
  8. Presentar la reclamación de acuerdo a la ley.

Obtener indemnizaciones si fuera necesario

¿Cómo puedo obtener indemnizaciones si el Todo en Uno de Escritura y Monitoreo de Responsabilidad Constructiva (RMC) presenta defectos?

Si el Todo en Uno de Escritura y Monitoreo de Responsabilidad Constructiva (RMC) presenta algún defecto, los compradores tienen derecho a recibir compensación. Hay dos vías de acción para obtener una indemnización por vicios ocultos en una vivienda: la vía judicial y la vía amistosa.

Paso 1: Reúne pruebas de la existencia de los vicios ocultos. Si tienes sospechas de la existencia de uno o varios vicios ocultos, es importante que recopiles fotos, presupuestos de reparación o el certificado de un perito homologado ante los tribunales para demostrarlo.

Paso 2: Intenta llegar a un acuerdo amistoso con el propietario o el vendedor. Ambos pueden enviar una carta certificada con un presupuesto de gastos para llegar a un acuerdo amistoso. Si no se llega a un acuerdo amistoso, será necesario recurrir a los tribunales para que sean ellos quienes determinen la indemnización.

Paso 3: Investigación de los vicios ocultos. El tiempo necesario para investigar el caso puede variar dependiendo de la gravedad de los daños y el tiempo necesario para llevar a cabo un peritaje tras aportar las pruebas de la existencia de estos vicios.

Paso 4: Activar la póliza de responsabilidad civil. Si decidimos obtener una indemnización por vicios ocultos, podemos activar la póliza de responsabilidad civil para cubrir parcial o totalmente los gastos de reparación.

Explotar los derechos de imagen y localización del inmueble

El derecho de imagen y la localización del inmueble pueden utilizarse para identificar y reclamar los defectos ocultos en el Todo en Uno de Escritura y Monitoreo de Responsabilidad Constructiva (RMC). Esto puede hacerse siguiendo una serie de pasos:

  1. Investigar el historial de la propiedad: Esto podría incluir la investigación de documentos de propiedad, informes de inspección y otros documentos relacionados con la propiedad.
  2. Obtener una copia de la Escritura: Esto le permitirá verificar los detalles de la propiedad, como el propietario, la ubicación y el precio.
  3. Utilizar la fotografía aérea para identificar los defectos ocultos: Utilizando fuentes de imágenes como Google Earth, es posible verificar si hay problemas estructurales, tales como grietas en los cimientos o daños en el tejado.
  4. Realizar una inspección física de la propiedad: Esta es la parte más importante de identificar los defectos ocultos. Utilizando una variedad de herramientas, como lupas, luces ultravioleta y termómetros infrarrojos, se pueden rastrear las fallas estructurales en el interior y exterior del inmueble.
  5. Solicitar un informe de la RMC: Esto le permitirá verificar si los defectos identificados cumplen con los requisitos de la responsabilidad constructiva, y si el vendedor debe corregirlos antes de la venta.

Si se sigue este proceso paso a paso, el usuario puede estar seguro de que sus derechos están protegidos y que cualquier defecto descubierto en el inmueble se tratará de manera justa y oportuna.

Realizar reclamaciones ante la autoridad judicial si fuera necesario.

Ante un tribunal judicial, las recamaciones correspondientes a los Todo en Uno de Escritura y Monitoreo de Responsabilidad Constructiva (RMC) pueden abarcar desde el estudio de la tipografía del desperfecto, hasta la vía judicial. Para ello, será necesario distinguir si el defecto está causado por un incorrecto uso por parte del comprador o por la edificación del inmueble, para lo cual se recurrirá a un profesional cualificado como un arquitecto para que realice el informe.

Otra de las acciones a realizar será emitir un aviso escrito al vendedor de la situación y los prejuicios provocados. En la notificación hay que exponer el día del contrato y el plazo aportado para resolver los desperfectos.

También se pueden recurrir a seguros que cubran la reforma de forma total o parcial de los desperfectos, para lo cual la duración de la validez variará según la clasificación del vicio oculto.

Finalmente, una vez agotadas todas las instancias anteriores, podrá procederse con la vía judicial. Es importante reunir la mayor cantidad de pruebas que demuestren que los desperfectos se encontraban previamente a la compraventa del inmueble para lograr una solución favorable.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Búsqueda Avanzada

    Más opciones de búsqueda
  • Nuestros listados

USA

Comparar Listados